Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 9 de mayo de 2007

La política real es buena, debemos ser políticos

Ya es hora de que alguien reivindique el valor que tiene la política en nuestras vidas. Ya está bien de que lo político sea malo y de que cualquier cosa que se le contraponga es mejor, por ejemplo, el mercado.

Es frecuente oir a gente pública decir barbaridades de esta guisa: "Esa decisión no debe tomarse con criterios políticos, sino de mercado"; o "hay que despolitizar tal o cual debate o asunto".

Lo leemos y lo escuchamos y nos lo creemos a pies juntillas, y renunciamos a ejercer nuestro más sagrado don: el del análisis y la reflexión. Pues vamos a traducir: en los países más o menos democráticos (sobre la democrcia real reflexionaremos en capítulo aparte), la política es la única garantía que tenemos de que, al menos, elegimos de vez en cuando a la gente que va a decidir sobre los asuntos cotidianos que nos afectan (los precios, las normas etc...).Todos deberíamos desear que, para los asuntos de esta índole, las decisiones se tomen con criterios políticos porque al menos tratan de tener en cuenta la opinión colectiva. Por su parte, los políticos son simplemenmte los profesionales de la política, es decir, tan buenos y tan malos como el resto de los mortales.

¿Elegimos al presidente de la Coca-Cola? ¿Elegimos al presidente del Banco Mundial, de la ONU, y del FMI? ¿Elegimos a los dueños de los bancos? Entonces, ¿por qué es deseable que las decisiones que nos afectan se hagan con criterios de mercado y no con criterios políticos?

De modo que no nos traguemos las cosas sin siquiera intentar masticarlas, por favor. Las decisiones que toman las instituciones señaladas arriba nos afectan muchísimo, y la mayoría de las veces muy negativamente. Sin embargo todos coinciden: "hay que despolitizar el debate, esto no es serio, está usted politizando un asunto que debe estar sometido a la ley de la oferta y la demanda".... Huyamos de estos anti-argumentos (parecen argumentos pero no usan ninguna argumentación).

En la próxima entrada, por cierto, voy a contaros cosas interesantes de uno de los pilares del Estado de Derecho, pero también uno de los más desconocidos: el legislativo.

No hay comentarios: