Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 28 de mayo de 2008

Ataque a la alimentación sana

Amig@s, cambiamos un poco el tercio aunque en el fondo siempre hablamos de lo mismo: de defendernos para que no nos tomen demasiado el pelo. Estoy leyendo hoy en algunos medios una curiosa bronca. Por un lado están los partidarios de una alimentación sana, inteligente, respetuosa con uno mismo, con los demás y con el Medio Ambiente, respetuosa con los recursos alimentarios y sobre todo respetuosa con la diversidad alimentaria.

En el otro campo juega esencialmente la nueva cocina española representada por una serie de chefs de tanto prestigio internacional que ya algunos de sus nombres nos suenan tanto como los deportistas de élite.

Uno de estos chefs, llamado Santi Santamaría, ha tenido la decencia de desmarcarse del resto de sus colegas y ha criticado públicamente el uso de condimentos poco saludables en la nuevas recetas "deconstruidas" etc...de estos cocineros. Ha defendido en su nuevo libro un concepto de alimentación sana frente a una creciente tendencia de esta nueva y muy pujante industria alimentaria española a apoyarse en condimentos químicos posiblemente perniciosos. El pobre chef ha recibido como respuesta varapalos desde todos los medios de comunicación. Hoy El Periódico de Catalunya le dedica nada menos que la portada, ¡y qué portada terrible! (le acusan de abusar de los mismos métodos en una especie de trabajo de investigación), y todo el mundo en su sector le ha retirado su apoyo públicamente, a través de declaraciones en casi todos los medios.

De nuevo ha sido la fuerza descomunal de los intereses económicos de una industria la que ha eliminado cualquier posibilidad de debate. Incluso la organización Slow Food, famosa por defender los valores de la alimentación tradicional, lenta, ecológica, etc... se ha sumado al ataque despiadado montado contra el chef díscolo. Muchos medios han convertido al cocinero disidente en una especie de quintacolumnista de la poderosa industria alimentaria francesa, que sin duda, tan perniciosa como la española, estará disfrutando de la bronca.


En fin, ahí lo dejo.

lunes, 19 de mayo de 2008

La muerte de un niño por hambre es un asesinato

Compañer@s de blog, Jean Ziegler, relator de la ONU para el derecho a la alimentación entre 2000 y abil de 2008, ha dicho recientemente que un niño que muere de hambre hoy muere asesinado, porque la humanidad tiene recursos para alimentar a todos. El homicidio por negligencia grave o, peor aún, por motivos especulativos, está penado por las leyes de la mayoría de los países. Creo que no se trata de una sentencia más o menos emocionante de este hombre. Es algo más. Ziegler reconoce abiertamente que tras la crisis financiero-inmobiliaria que dicen que estamos pasando, los fondos de inversión han acudido en masa al mercado agrícola. El más antiguo de estos mercados, dice Ziegler, es el de Chicago, que funciona con unas normas muy arcaicas que favorecen claramente los movimientos especulativos. Un ejemplo terrorífico: con un 5% de capital propio, se puede llegar a adquirir toda la cosecha de soja de Brasil.

Los fondos de inversión son uno de esos inventos diabólicos del capitalismo financiero reciente. Se trata de grandes bolsas de dinero contante y sonante que una entidad financiera llega a acumular al atraer los ahorros de cientos de miles o millones de pequeños inversores, a los que atraen bajo la promesa de rentabilidades muy altas. La mayor parte de este capital procede de los fondos de pensiones de la gente corriente y moliente. Esto es una barbaridad de dinero en muy pocas manos y de repente. Da para que un tipo (el intermediario financiero) pueda comprar centenares de empresas con sólo pulsar un botón. Uno de estos fondos de Estados Unidos, Calper, ya ofrece a sus clientes un 10% de rentabilidad con inversiones en materias primas, entre las que se encuentran los cereales, frente al 6% que da el índice general de la bolsa. Esto es muy malo para el futuro platito de comida de muchos niños.

Estos gestores de fondos de inversión invierten en empresas que ni siquiera conocen. Deciden sus inversiones por las fluctuaciones de rentabilidad que adivinan en sus famosas pantallas llenas de líneas ascendentes y descendentes. No tienen en cuenta la utilidad de los productos que se fabrican o de los servicios que se prestan. Si se fijan en el mercado alimentario, lo someterán a sus insoportables tensiones especulativas, lo exprimirán hasta la última gota hasta que lo hagan estallar, como el mercado de la vivienda. Lo malo es que cuando estalle, millones de personas, de niños, ya habrán perecido por pura hambre.

Mientras tanto, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial se dedican exhaustivamente a presionar a los países pobres para que abran sus mercados a las multinacionales. Una política en contradicción total con la que tiene que defender en el mundo la FAO, la Organización de Naciones Unidas para la agricultura y la alimentación. Está claro quien manda ¿no? Pues eso.

Por cierto, del 3 al 5 de junio hay reunión de jefes de Estado en Roma en una conferencia de la FAO para "luchar contra el alza de precios de los alimentos". Los 2primeros días son para discursos de los presidentes y similar de los países ponentes. Sólo la terde del tercer día hay espacio para una ONG y para "la sociedad civil" en general. No culpemos directamente a la FAO de su incapacidad: Ziegler hace bien en dirigir nuestras miradas más arriba: la FAO sólo tiene un presupuesto de 220 millones de euros, es lo que le da la ONU. Los países de la OCDE pagan cada año 225.000 millones para subvencionar la producción y exportación de productos agrícolas. La mayoría de estos productos se exportan a África a mitad de precio, destrozando como un huracán el mercado local. Todos los Gobiernos de la UE votan a favor de estas políticas.

viernes, 16 de mayo de 2008

BBVA sin armas, grandiosa campaña

Mi amigo John ha enviado a sus contactos habituales de correo una edificante página web en la que tres asociaciones (Justicia i Pau, Observatorio de la Deuda en la Globalización y SETEM-Catalunya) cuentan con pelos y señales las inversiones en armamento, y proyectos ultracontaminantes en que andan metidas el BBVA y otras entidades financeras y empresas españolas. La dirección es: www.bbvasinarmas.org.

Lo que me parece más importante es que esta iniciativa cuenta con el apoyo de un grupo de accionistas del banco. Estos accionistas se han hecho representar en la junta de accionistas por miembros de las tres asociaciones aludidas arriba. De esta forma, la Junta de Accionistas está obligada a escuchar sus argumentos y a darles explicaciones. Así ocurrió. Podeis leer las tres intervenciones íntegras de los representantes de estas asociaciones en la junta.

Se encuentran en la citada web, dentro de la pestaña "Informes y noticias". El representante de Justicia i Pau pudo explicar cara a cara a la directiva del banco y a los accionistas presentes que estaban financiando las temibles bombas de racimo, empleadas recientemente por Israel para reprimir a palestinos. Estas bombas estallan en el aire y al hacerlo despliega un cargamento de pequeñas bombas que se diseminan por el aire matando de forma poco selectiva, o sea, al que pille, sea conbatiente o niño de teta. Una de cada cinco falla. En ese caso, las bombitas quedan desplegadas por el terreno y lo convierten en un campo minado, abono para futuras amputaciones de miembros entre la población.

El representante de SETEM les habló de otra de las grandes inversiones del BBVA: el proyecto Camisea. Se trata de la construcción de un gasoducto en una zona de alto valor ecológico en la Amazonía Peruana. El gasoducto tiene que recorrer 700 Km. para llevar el gas desde el Amazonas hasta la costa del Pacífico, atravesando los Andes. En total se calcula que 160.000 personas se han visto directamente afectadas por él.

El Represantante de Justicia i Pau contó a los presentes cómo el BBVA no sólo financia armas a los países en conflicto, sino que es el primer financiador, a su vez, de la industria italiana, una de las principales exportadoras de armas.

Lo patético, una vez más fue la respuesta del presidente del BBVA en la junta: dijo que esta dispuesto a replantearse la particpación en este mercado "siempre que las demás entidades financieras" hagan lo mismo.

La página web no tiene desperdicio: analiza todas y cada una de las particpaciones de las entidades financieras españolas en empresas de armemento y dsglosa perfectamente qué empresas en España fabrican y venden armamento.

Las asociaciones que han tomado esta iniciativa piden que se tanga en cuenta esto a la hora de neter nuestro dinerito en estas entidades.

miércoles, 14 de mayo de 2008

La edad de la ignorancia

Lectores querid@s: el título de esta entrada, "La edad de la ignorancia", es también el de una buena película que espero estén proyectando al menos en todas las grandes ciudades españolas y que todos los que estais leyendo esto podais ir al cine a verla. Para l@s que viven en Madrid, cine Golem, Plaza de España.

La edad de la ignorancia es una película divertida, aunque no pueda ser alegre. Se trata de la doble vida de un hombre mediocre de Quebeq (deliberadamente el director elige escenarios que nos podrían situar en cualquier país occidental). Este pobre hombre vive una existencia tan miserable y gris que para sobrevivir termina fabricándose una segunda vida en su imaginación. En esa vida imaginada, nuestro héroe (porque lo es) es un triunfador lleno de éxito arrollador en la vida, claro está, con el tipo de éxito que propone la sociedad occidental moderna: suele ser un escritor de éxito, da entrevistas en la tele, las mujeres caen rendidas a sus pies etc...Todos veremos en esta peli una pequeña caricatura de nostros mismos y, a la vez, una eficaz, sí, muy conseguida sátira de los vicios espantosdos de la sociedad moderna. Es de esas historias que nos convencen un poco más de que debemos salir corriendo cuanto antes de este entorno.

Sobre el director, deciros que se llama Denys Arcand, es canadiense, y que ya ha tenido éxito (incluso oscar a peli extranjera en 2004, creo) con películas todas ellas enfocadas a dejar en evidencia las contradicciones de nuestra penosa existencia en las civilizaciones occidentales modernas.

lunes, 12 de mayo de 2008

¿Eficacia o abuso?

Amig@s: el ultracapitalismo disponde de cuantiosos recursos materiales e intelectuales para vendernos la moto. Al fin y al cabo, su vida depende de hacernos creer que hay que pagarles a unos cuantos por cosas que no sirven para nada (marketing), o por cosas de extrema necesidad que antes teníamos gratis, como el agua(especulación).

Uno de los últimos recursos doctrinarios de ese sector de bandidos consiste en esgrimir el nuevo gran dogma de la eficacia. La eficacia es buena, siendo eficaces todos salimos ganando, los procesos se aceleran, las cosas funcionan, esto no es de izquierdas ni de derechas, dice ese argumento. La eficacia es libertad, la eficacia nos garantiza una sociedad mejor.

Vale. Está claro que la eficacia en la gestión es muy deseable. El problema de fondo es que hay un sector de ultracapitalistas (y también de fascistas en el pasado) que ha visto hueco en ese dogma para llevarse el gato al agua. Dorgmáticos que tratan de imponer su propia visión de la eficacia. Estos dogmáticos, que, dicho sea de paso, no dan consejo sin pasar factura, enarbolan decálogos de aplicación del nuevo dogma que, de ser ciertos y aplicables al 100%, desembocarían (han desembocado de hecho en muchos sitios) en una sociedad injusta, llena de prejuicios, insolidaria, abandonada a la ley del más fuerte, basada en el "tanto trabajo, tanto valgo". Ya nos gustaría a muchos que algunos grandes ladrones ("almirantes", los descubrimos en la entrada anterior) trabajasen menos.

Para evitar la invasión de los argumentos "eficacistas", propongo que nos planteemos en la intimidad ded nuestra alcoba algunas preguntas:

1. ¿La humanidad necesita realmente tener a un 80% de los individuos trabajando en jornadas extenuantes por sueldos miserables para no lograr siquiera una sociedad justa y equilibrada, en la que todos los seres humanos tengan bienestar?

2. ¿De quién fue la idea de que era necesario trabajar para ganarse el pan de cada día? Ah, sí, venía en la biblia. ¿No va siendo hora de que revisemos estas cosas? Ya estamos creciditos, ¿no?

3. ¿De verdad alguien puede creerse que los alimentos suben de precio porque hay escasez y que la escasez es consecuencia de una mentalidad poco trabajadora? ¿Nadie recuerda al temible especulador?

4. ¿A qué velocidad hay que trabajar? Uno de los argumentos principales de los dogmáticos de la eficacia es la velocidad. Las cosas se tienen que hacer rápidamente. ¿Siempre? NO lo creo. Dejemos la velocidad para los tabajos de emergencia (accidentes, sanitarios etc...). En el mercado capitalista (es decir, en el 95% restante del trabajo) la velocidad es un modo de ganar en los mercados financieros. La velocidad es un parámetro financiero, que regula de este modo los flujos de capital que viajan de un lado a otro. De esa velocidad depende la victoria de unos explotadores sobre otros y de los especuladores sobre los productores de materias primas.

La velocidad también era necesaria en la naturaleza para salvar la vida ante depredadores o para cazar a la presa. Es decir, es un instrumento salvaje. Pero en un sociedad que presumimos tan evolucionada técnica y moralmente como la nuestra, se supone que no debería ser necesaria. Hemos "luchado" para eso, ¿no?

5. Cuando alguien imparte doctrina alegre y ufano (y forrado) y trata de convencernos de que "el mundo es así", me pregunto si no será que ese tipo y otros como él quienes están consiguiendo hacer un mundo a la medida de su bolsillo y de su poder.

En fin, estas preguntas son sólo una guía. Seguro que se nos ocurren muchas cosas más. Lo más importante es no dar nunca por buena una opinión, sin haberla pasado antes por el tamiz de nuestra irrenunciable razón.

miércoles, 7 de mayo de 2008

"El roto" y la invasión francesa

El genial dfibujante "El roto", ha vuelto a flirtear con la genialidad con su chiste en El País de hoy. Aparece un oficial de Napoleón a caballo durante la invasión de España (1808 en adelante) que dice: "Estamos aquí para luchar contra el terrorismo". La buscada similitud de esta frase con los argumentos que hoy usa Estados Unidos para masacrar a Irak son evidentes.

Pero más profunda es la parábola de fondo: nada justifica entrar a sangre y fuego en ningún sitio en nombre de nuestras sagradas y/o evolucionadas ideas, aunque fuesen sinceras y nos las creyéramos. Los soldados napoleónicos entraron en España con la pretensión de acabar con el oscurantismo, la pobreza, la injusticia y otros muchos males que aquejaban entonces a los españoles. Usaban una terminología de liberación: venían a "liberar a los hermanos españoles". Lo hacían en nombre de una moderna revolución burguesa que en aquellos tiempos significaba la vanguardia de las ideas en el mundo. Eran tan innovadoras que algunos españoles incluso les apoyaron. Se confundieron. El pueblo no acepta el mejor de los ideales si las cosas le son impuestas. Los historiadores sabemos que fue en aquella invasión de España por Napoleón donde, curiosamente, nació para todo el mundo la famosa guerra de guerrillas, la lucha del pueblo contra el ejército. Vamos, lo que los estadounidenses llaman hoy "terrorismo" cuando se enfrentan a sus tropas.