Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 18 de abril de 2007

El análisis, un buen aliado

Siguiendo la estela de mi última entrada, culminábamos aquel texto diciendo que hacen falta más análisis de prensa de calidad y menos "periodismo" de declaraciones, que no aportan nada al lector. ¿Por qué no se prodiga el análisis? Por una cuestión de mercado: es mucho más fácil colocar mensajitos sueltos de breve duración que enfrentarse a la ardua tarea de documentarse en profundidad y de saber de qué se está hablando. Por eso triunfan formatos basados en el mensaje breve (televisión en notoicias-píldora, diarios gratuítos, revistas llenas de fotos grandes y titulares imposibles etc...).

Estos formatos son más populares, porque el consumidor no tiene que hacer nada: sólo devorar los mensajes ayudado por las imágenes, para digerirlos rápidos y expulsarlos de nuevo. Puedo llamar a esto información basura sin ningún remordimiento hacia muchos de mis colegas.

Debemos pelear contra eso y consumir productos informativos de calidad. De entre ellos traigo aquí por su alto valor y escasa presencia en los medios de comunicación epañoles, el análisis. Un análisis es un artículo firmado por un periodista curtido, instruído y avezado en una determinada área periodística. Por ejemplo, en Oriente Medio.

En nuestro país pueden encontrarse análisis todos los días, pero especialmente los fines de semana en el diario El País, muchos de ellos de auténtica calidad.Suelen escribirlos gente que sabe de lo que está escribiendo, que ha cubierto muchas batallas en ese frente y que aporta luz sobre los úténticos motivos de fondo que se esconden tras los titulares del telediario.

En diarios de poca solvencia es muy difícil distinguir un buen análisis de un triste panfleto opinativo, por lo que sólo puedo recomendar la lectura ávida de análisis de los diarios como El País, Le Monde, NY Times o W. Post, y en general de los diarios considerados de referencia en los países más avanzados en derechos civiles. Eso sí, debemos tener siempre presente el sesgo ideológico que acompañará los escritos de acuerdo con el medio en el que se inserta. En los casos referidos anteriormente, este sesgo ideológico, bien identificado, no impide disfrutar de informaciones muy útiles para saber la verdad de lo que está pasando en los asuntos aque tratan.

¿Cómo encontrarlos? En general se sitúan en lugares cercanos o dentro de las páginas de opinión e Internacional, aunque no deben confundirse con un artículo de opinión. No lo son. En algunos medios los identifican claramente mediante un pequeño cintillo con la palabra "Análisis" o similar. En otros casos no. Pero basta echar una ojeada al titular, que ya nos va avisando de qué se trata. Si os sirve como guía, los análisis suelen sder más frecuentes sobre temas de Internacional y suelen tener títulos cortos e indicativos de una encrucijada, algunos incluyen una interrogaión : "El laberinto belga"; "Oriente Medio: un callejón con salida"; "El dilema del Presidente"; "Economía española: un boom que se ralentiza"; "La vivienda ¿fin del ciclo?" etc...

No hay comentarios: