Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

lunes, 16 de junio de 2008

Nos roban nuestros derechos

Amig@s,hoy retomo el pulso bloguero con renovado frenesí para dar cuenta de los últimos acontecimientos en ese proyecto de anulación política de la voluntad popular que está resultando (al menos tal cual se está fabricando y gestionando actualmente) la Unión política Europea. Los irlandeses, mediante referendum, le han vuelto a dar un corte de mangas mayúsculo a ese proyecto que en realidad sacraliza el libre mercado por encima de todas las cosas y no admite ni la posibilidad de que las personas podamos plantearnos un nuevo escenario económico en el que poder fabricar un mundo económicamente menos agresivo.

Pero como el No de Irlanda al tratado de Lisboa no estaba en el guión, ahí andan todos los políticos europeos tratando de recomponer la cosa para que salga adelante algo que mucha gente en Europa no quiere. Se han llegado a hacer propuestas que de no ser tan patéticas nos habrían parecido hilarantes, como esas respuestas surrealistas a los exámenes de los colegios que circulan por ahí. Traigo aquí los mejores ejemplos: unos piensan que sería bueno repetir el referendum, o sea, lo hacemos hasta que salga que sí. Hay ocurrencias más imaginativas: como por ejemplo, aprobar el tratado y prsionar luego a Irlanada para que lo firme. Y también hay algunos que piensan en hacer una especie de "tratado a la carta" para Irlanda: no se coma el pavo, pero por lo menos acabe la ensalada.

La razón del no es sencilla: la Unión política de Europa, esa pretendida constitución europea, está diseñada por multinacionales, grandes grupos capitalistas, bancos etc... los ciudadanos no quieren esto. Muchas personas han luchado mucho y han perdido mucho como para haber aprendido que los derechos sociales que ellos han logrado para todos nosotros han costado sangre. Pero lo más importante no es eso, lo más importante es que en otros tiempos cuendo nos robaban, al menos nos enterábamos. Ahora nos quitan nuestros derechos con formol.

De esos neoladrones ha partido la última: aprobar la jornada laboral de 60 horas semanales. Y ha partido de Francia, nada menos. Los gobiernos francés e italiano acaban de formar una coalición siniestra para desterrar del todo el espíritu de libertad y de dignidad que tanto nos aportaron, al menos los franceses, en otros tiempos. Que vuelva la dignidad en el trabajo, por favor, que vuelva la dignidad a tantos sitios, donde se ha perdido...

No hay comentarios: