Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 4 de junio de 2008

Otra técnica de comunicación política: el Storytelling o la "Emoción pública"

Dedico especialmente esta entrada a los más interesados en las herramientas de la comunicación pública. A veces he escrito por aquí sobre las teorías de la comunicación moderna de George Lakoff, el que descubrió que la extrema derecha estaba ganando la batalla de la comunicación política en Estados Unidos y otros países mediante un sofisticado montaje de marcos conceptuales y su apoyo en medios de comunicación y centros de pensamiento a la medida (think tanks).

He leído recientemente una entrevista con el escritor francés Christian Salmon, que expone sus teorías sobre el nuevo lenguaje de comunicación de los políticos: el "Storytelling" (literalmente, el cuentacuentos).

Según Salmon, la mayoría de los políticos de hoy tienen que vencer el gran obstáculo de que su poder real (ya lo estén ejerciendo, ya aspiren a él) está ampliamente sobrepasado por otros organismos e instituciones. Difícilmente se pueden colocar promesas de mejoras creíbles cuando cada vez es más evidente que los efectos negativos de las crisis etc... dependen de factores que ellos no quieren o pueden controlar. Unas cuantas instituciones son el referente del poder real en el mundo, pero el resto de instituciones políticas, los demás representantes públicos del mundo, ¿qué van a poder contarle a la gente para recibir sus votos?

La respuesta es un cuento emocionante. Sí, tal cual. Dice Salmon que el discurso político hoy sólo tiene posibilidad de ser escuchado si se presenta como una historia heroica más que como una letanía de promesas o mensajes. La narración es un valor añadido fácilmente digerible que se ve obligado a irrumpir entre reality shows, Internet, TV por cable etc...La peligrosidad del storytelling es que pretende ocupar una porcón de tarta del mercado que han generado estos medios de comunicación, quieren, necesitan ser un contenido más, el contenido más interesante de la programación. Salmon lo resume muy bien así: "hemos pasado de la era de la opinión pública a la de la emoción pública". Lo que cuenta no es el debate y la confrontación de ideas, sino el de las emociones.

¿Cómo reconocemos el uso de esta técnica? Sarkozy, Barak Obama y Hillary Clinton son ejemplos de políticos que se empezando a apoyar claramente en el storytelling como herramienta para obtener los votos. La gente no vota sus programas ni sus ideas, vota sus historias. No digamos la pugna Obama/Clinton: una pura y mera campaña emocional.

No hay comentarios: