Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

jueves, 3 de abril de 2008

La subida de precio de los alimentos

Chic@s, con algunos de vosotros he hablado de esto alguna vez. No hacen más que culpar del encarecimiento de los alimentos de primera necesidad a las empresas que prodiucen biodiesel. Otra cortina de humo, y ésta se la han creído hasta los que menos se fían. En realidad hay un lobby, a nivel mundial y regional, que tiene una estrategia muy definida y bien planificada para elevar los precios de estos productos simplemente porque los necesitamos para vivir. ¿Hace falta otra razón de más peso para convencer a una gran empresa de subir los precios de estos productos que el hecho de que nadie puede vivir sin ellos?

En todos los diarios españoles tenemos hoy la primera noticia que ha merecido portada con este tema (señal de que ya el problema es agudo): la Comisión Nacional de la Competencia ha abierto un expediente a las industrias alimentarias que operan en España en los sectores del huevo, el pan y el pollo tras hallar indicios de que han realizado prácticas ilegales para subir los precios de estos productos. Para quien no haya leido la noticia, el sistema es muy fácil: basta lanzar una nota de prensa diciendo que el precio ha subido (es decir, mintiendo al principio) para que realmente suba de precio el mes siguiente. Se acabó, así de fácil. Según publican los diarios esto es lo que hizo la patronal del huevo en agosto: lanzó una nota de prensa diciendo que el huevo había subido un 12% en agosto cuando la realidad era que sólo había subido un 1%. Pero, milagro, en septiembre subió un 6% y empezó a acercarse al vaticinio. Competencia investiga si esa nota de prensa supone una práctica ilegal. Pero la mala noticia es que la sanción más dura que le puede caer al presunto criminal que ha ideado esto es de 1 millón de euros, una ligera ronchita a repartir entre todas las cuentas de resultados de todas las empresas del sector, si es que realmente se llega a tan "alta" multa.

Conclusión: estamos casi indefensos ante un grave atentado terrorista: la confabulación de intereses de ciertos grupos a nivel mundial para elevar los precios de los artículos de primera necesidad puede tener consecuencias mucho más graves que una guerra nuclear, como todos podemos imaginarnos. Una vez más, y de esto hemos hablado en entradas anteriores, los estados nacionales actuales no dispone de ninguna medida efectiva para proteger a la población de esta amenaza.

Seguiremos informando

No hay comentarios: