Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 2 de julio de 2008

Solo hay un gran culpable: el temible especulador

Amig@s: Dicen que hay una crisis mundial y muchos interesados se están lanzando ya a degüello a culpar a los productores de cosas: a los que fabrican biodiesel, a los productores de petroleo, etc...y no es que todos estos sean hermanas de la caridad, es que su negocio no les da para montar una gran crisis planetaria.

En cambio el portador de ese dedito acusador que tanto señala a los del biodiesel, a la OPEP etc.... ese sí que la está montando, y a plena conciencia. Por eso su delito (lo es, algún día un tribunal hará justicia, pido yo) es mucho peor: porque es tan cobarde y tiene tan pocos escrúpulos que encima trata de camuflarse acusando a otros. Se trata del especulador. El especulador de hoy, ya lo hemos contado, es un tipo que no es experto en ningún mercado en concreto. Es experto en reventar todos los mercados que pueda.

Celebro que El País de hoy haya dado la palabra a uno de los atacados, y que le haya dado nada menos que la apertura de Economía. Recomiendo por tanto la entrevista que le hacen a toda página al Secretario General de la OPEP, Abdalla Salem El-Badri. Este señor al menos se quita el dedito acusador y arremete contra los verdaderos culpables de que los precios del petróleo, alimentos y muchas otras cosas estén por las nubes. El titular de la entrevista ya es muy elocuente y muy acertado: "Muchos se están haciendo ricos con el mito de que falta petróleo". Si a este titular le quitamos la palabra petroleo y ponemos en su lugar: trigo, maíz, viviendas etc.... nos encontramos de bruces con el verdadero problema: que hay un nuevo mercado dominante que pretende ejercer su poder sobre todos los demás: es el sector financiero perfectamente manipulado por especuladores que se mueven como pez en el agua por los mercados de futuros. (Inciso: un mercado de futuros es siempre un mercado de materias primas. El juego, porque es un juego como la ruleta, consiste en comprar una determinada cantidad de producción al precio que ambas partes acuerden que tendría esa misma cantidad de producción en el mercado dentro de, por ejemplo, un año. Es decir, es apostar, una porra. El margen diferencial es ganancia de un especulador. Los mejores croupiers-especuladores se embolsan cantidades indecentes de dinero. El precio al consumo se dispara).

De todos modos extraigo aquí algunos de los comentarios de Abdalla, porque conviene que tengamos datos que avalan otras teorías distintas a las que acusan a la OPEP de que son malvados y nos cierran el grifo del petroleo. Por ejemplo, dice que hasta ahora no hay nadie haciendo cola por petroleo, la demanda está satisfecha. El problema es el precio. Primer punto a favor: efectivamente, si el problema fuese que la OPEP saca poco petroleo a los mercados, se producirían un fenómeno de desabastecimiento, y se verían las colas (en sentido real o figurado). Es un buen indicativo. El dato: la OPEP aporta exactamente el 40% de la producción mundial, y eso no ha cambiado. Entonces será que lo que ha cambiado es otra cosa ¿no?

Otra perla: hay que olvidarse de que "las siete hermanas" (7 multinacionales que hasta los setenta tenían una influencia determinante en el precio del petroleo) vayan a resucitar. Conviven con grandes industrias nacionales (por ejemplo, aunque no la cite, la venezolana PDVSA) y por tanto ya no puede venir un país e imponer el precio que le conviene.

Es curioso, pero el Congreso de Estados Unidos quiere que se lleve a los tribunales a los países de la OPEP por no ajustar su producción a las necesidades del mercado. Y aquí Abdalla, da de nuevo en el clavo: "con el boicot a Libia, el boicot a Irán y la guerra de Irak", Estados Unidos está impidiendo que 5 o 6 millones de barriles diarios llegen al mercado. Más claro, el agua.

No hay comentarios: