Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

miércoles, 20 de febrero de 2008

Kosovo

Creo haber encontrado un aceptable análisis en torno a la cuestión de la independencia de Kosovo (El País de hoy, 20 de febrero de 2008). Su autor, Miguel Ángel Bastenier, (historiador además de periodista, entendedor de varios idiomas y especialista en Internacional) conoce muy bien la Historia contemporánea de la región balcánica y, como el artículo es breve, si se le dedica un minuto más de lo que dedicamos a la crónica deportiva, se puede encontrar petroleo.

El petróleo en esta ocasión es conseguir llamar a las cosas por su nombre. Bastenier pone el nombre y los apellidos claramente: la predisposición de occidente a reconocer todas aquellas situaciones que puedan ayudar a desmembrar la antigua Yugoslavia es el tributo o reparación que la potencia perdedora de la guerra fría (Rusia) paga por su derrota. Resuelto en unas líneas.


¿Y por qué tanto interés, si Rusia ya perdió el combate?
A Estados Unidos y su satélite europeo Reino Unido les interesa debilitar la unidad de Europa en política exterior y de paso evitar el resurgimiento de otra Yugoslavia como la de Tito que pueda dar problemas con su unión a Rusia y/o a los estados árabes.

A Alemania le interesa debilitar cualquier posición europea que sea favorable a una Yugoslavia unida o simplemente contraria la desmembración. Alemania vence con vecinos orientales pequeños y mal avenidos.

Listos, esto Bastenier lo aliña con su erudición en etnias balcánicas.

No hay comentarios: