Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

viernes, 29 de febrero de 2008

Un Periodista: Ryszard Kapuscinski

Me estoy acordando mucho últimamente de este historiador y periodista polaco, con un nombre casi impronunciable en español (ya lo teneis en el título). Lo traigo hoy a colación porque, en mi interés por mostrar algunas herramientas de los buenos periodistas, él es el ejemplo. Es el periodista que deberíamos ser o haber sido todos los que alguna vez hemos flirteado con la profesión. Kapuscinski condensa la perfecta comunión entre ser un gran profesional, no tener miedo y ser buena persona. La mala noticia es que murío el año pasado, la buena es que dejó suficientes pistas para que sepamos ver la fruta en el bosque de la información. Para presentarlo diré que entre sus frases célebres figura una imposible de olvidar: "para ser buen periodista no se puede ser mala persona. Más efecto harán los datos: está considerado como el reportero del tercer mundo por excelencia en la segunda mitad del siglo XX. Presenció 27 revoluciones, estuvo en 12 frentes de guerra, fue el primero en vivir en los barrios de las ciudades africanas, mezclado con la población, y sobrevivió a 4 condenas a muerte.

Como buen periodista, escribió todos los géneros, pero dado que estuvo siempre, nunca mejor dicho, al pie del cañón, he traído aquí para estimular el apetito del respetable este fragmento de un reportaje suyo de cualquier guerra. El reportaje es trasladar la vivencia misma, lo que él hacía: vivir los conflictos. Vereis cómo reconocéis rápidamente a la buena persona. Podeis encontrar este y otros fragmentos estelares de su obra en su libro "La guerra del fútbol".

"Señor, ¡mire cuántos zapatos!
Clavó la vista en las botas de los soldados de la compañía que se arrastraban, entornó los ojos, reflexionando con gravedad acerca de algo que le preocupaba y, finalmente, habló con una voz llena de desazón:
-Toda mi familia anda descalza.
(...) El tiroteo amainó por unos instantes (...) Me dijo con voz jadeante que lo esperara mientras él volvía hasta el lugar donde acababa de producirse el último combate de su compañía. Los vivos seguramente ya se habrían alejado de allí (...) y en el campo de batalla sólo quedarían los muertos, que ya no necesitaban zapatos. Él iría hasta aquel lugar, descalzaría a algunos muertos, escondería las botas entre los arbustos y señalaría el escondrijo. Cuando terminara la guerra y lo licenciaran, regresaría y calzaría a toda su familia. Ya había calculado que por un par de botas militares le darían tres pares de zapatos de niño, y él era padre de nueve criaturas.


Ahí os dejo algo de bibliografía por si os interesa:


• El Emperador, sobre el emperador de Etiopía Haile Selassie.
• El Sha, tema de la época del Sha Mohamed Reza Pahlevi de Irán.
• Ébano, considerado por muchos su mejor libro, contiene reportajes ubicados en varios países de África.
• Lapidarium IV, fragmentos de reportajes y pensamientos.
• La guerra del fútbol, en que habla sobre diversos conflictos africanos y latinoamericanos. El reportaje que da título al libro narra la guerra que llevaron a cabo Honduras y El Salvador, cuyo detonante fue un partido de fútbol entre las selecciones de ambos países valedero para el mundial de México en 1970.
• Los cínicos no sirven para este oficio, basado en entrevistas y conversaciones moderadas por Maria Nadotti.
• Un día más con vida, donde narra la descolonización portuguesa de Angola en 1975 y sus consecuencias: una guerra civil que asoló la región hasta hace muy poco.
• Los cinco sentidos del periodista, que recoge principios básicos de periodismo, con base en los talleres que impartió en la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano.
• El mundo de hoy, en el que el autor reflexiona sobre los últimos acontecimientos ocurridos en el mundo tales como el 11-S o el 11-M, así como una especie de autobiografía acerca de lo mucho que ha vivido y sus reflexiones para comprender el mundo en el que vivimos.
• Viajes con Heródoto, publicado en 2006. Obsesionado por cruzar la frontera, la redacción del diario en el que trabaja le envía a la India con el único bagaje de lo que es y un libro, la Historia de Heródoto, el primer historiador griego. Es un libro de difícil clasificación, en el que homenajea a un Heródoto protorreportero, descubridor de algo tan fundamental como que los mundos son muchos.

No hay comentarios: