Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

martes, 23 de septiembre de 2008

El viejo sistema ha muerto...

...viva el nuevo, que tenemos que inventar y poner en marcha ya. Creo que ya nadie que tenga sentido común puede defender que el sistema capitalista actual es justo o equitativo. Sus reglas no son iguales para todos. Estados Unidos acaba de "inyectar" en el fracasado sector financiero del país y de parte del extranjero el equivalente a todo el Producto Interior Bruto (PIB) de España. Es decir, ha regalado todo este dinero propiedad de los ciudadanos de ese país a las empresas que se han enriquecido a costa de esquimar a esa misma gente a la que ahora le vuelven a quitar el dinero. Les roban dos veces, primero los chiringuitos financieros y ahora el Estado.

Si yo fuera un ciudadano estadounidense no daría crédito, robar a los pobres para dárselo a los ricos y delincuentes. Con lo celosos que son ellos de sus opropiedades, ¿no han aprendido a valorar el poder de lo común, de lo público? Me gustaría saber si hay un fuerte debate social coin esto, porque aquí sólo nois llegan noticias de lo buena que es esta medida para que se detenga la crisis.

Alguien con buena fé y poca preparación podría alegar: "oiga, es que si no lo hacen se colapsará el sistema y la gente lo va a pasar mucho peor". Los que dicen eso, hábilmente trtan de eludir el fondo de la solución: identifiquen a los culpables, condénenlos y quítenles el dinero que han ganado. Es así de fácil. Son ladrones, han robado y tienen que pagarlo. Pero aquí subyace otro problema de fondo: los que se benefician económicamente de ese sitema manejan a los políticos que lo defienden. Estos toman decisiones que favorecen a los primeros. Reconocer que son ladrones equivale a reconocer la culpa propia. Una vez más, nos enfrentamos a un problema que los ciudadanos tenemos que aprender a resolver por nuestros propios medios. Y ahora tenemos una herramienta: que ya nadie se cree que este sistema es impecable y sinónimo de libertad y que los malos son todos los que están en contra del sistema.

A los que estamos contra este sistema caduco, vetusto, injusto y obsoleto, los delincuentes nos llaman genéricamente comunistas, rojos, izquierdistas etc...Utilizan muchas palabras peiorativas. Una de las más insultante es "demagogos": cada vez que alguien dice esta palabra, desconfiad de él.

No hay comentarios: