Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

martes, 30 de septiembre de 2008

Tranquilos, es de Bayer

Querid@s, esto de tener un blog en plena marejada mundial se está volviendo muy divertido. Creo que urge poner orden en el aluvión de acontecimientos e interpretaciones que se están produciendo en las últimas horas en relación a la temida crisis.

El controvertido rechazo del Congreso USA al plan de rescate de Bush: el hecho de que los sectores más ultraconservadores de ese país y el común de los mortales coincidamos en en una postura cocreta no implica necesariamente que estemos haciendo algo mal. Como sabeis, la mayoría de los congresistas republicanos han votado en contra del plan del jefe americano de inyectar 700.000 millones de dólares en Wall Street. Este plan, como es sabido, tiene como objetivo meter dinero del contribuyente en el sector financiero USA para que todo el sistema siga funcioinando tal cual, algo que ha sido explicado muy bien por alguien a quien he leído como "resetear el sistema", es decir, el clásico informático de "apagar y volver a encender". Es pan para hoy, hambre para mañana, porque el plan no contempla contrapartidas suficientes para evitar que se vuelva a repetir lo mismo en el futuro.

A este plan, si nos fijamos bien, se agarran los políticos que actualmente están el poder en occidente, sean del signo que sea, porque lo que les preocupa ahora mismo es quitarse de encima la patata caliente con la que tienen que lidiar. En definitiva, el mundo les exige que aporten soluciones. Lo más fácil es aportar una solución que de momento les quita el marrón de encima y se lo deja a otro que venga después.

En cambio, los republicanos que se han opuesto al plan han votado plenamente a conciencia con sus ideas. No las compartimos, pero al menos hay que reconocer que han sido honestos con su forma de pensar. Son personas que por su educación en una serie de valores como la fé ciega, sorda y muda en el libre mercado, no se permiten a sí mismos votar a favor de un plan que consideran "casi comunismo", según declaraciones de algunos de ellos. No pueden soportar, en definitiva, la humillación que para sus conciencias supone el hecho de que el Estado tenga que romper las reglas del libre mercado, no pueden soportar la evidencia de no tener razón. Con sus votos saben que perjudican al propio sistema que defienden, pero supongo que en el fondo piensan que ese sistema se terminará imponendo porque creen en él como en la justicia divina o en la virginidad de una madre.

Dicho de otro modo, lo único que diferencia al presidente de los congresistas de su mismo partido que le han tumbado el plan es que el primero está al mando y por tanto sus colegas lo han dejado solo con el marrón.

Los que no pensamos como ellos cincidimos en el rechazo del plan, pero por motivos muy diferentes. Simplemente no queremos que se siga manteniendo con vida artificialmente un sistema basado en la especulación que tanto daño ha hecho al mundo. Para nosotros, la elección es bien sencilla. Sabemos que vamos galopando sobre un caballo debocado y que, tarde o temprano nos vamos a caer. Preferimos pegárnosla ya intentando adoptar la postura que menos daño pueda hacernos que seguir galopando otra hora más para pegárnosla más adelante. Cuanto antes nos caigamos, si salimos medio vivos, antes podremos recuperarnos y tratar de cambiar las cosas. Y, por supuesto, estamos en contra de un sistema que ha producido la ganancia de unos pocos que se han llevado el dinero a sus bolsillos.

No hay comentarios: