Seguidores

Bienvenid@s.En este blog tratamos de seleccionar, analizar y difundir la información útil de actualidad desde el compromiso con valores que priman la justicia social y la igualdad de todas las personas. Intentamos eludir la censura que muchas empresas editoras aplican a sus propios contenidos periodísticos para que no entorpezcan sus objetivos económicos y/o políticos. Necesitamos una nueva forma de transmitir la información y este puede ser un buen formato para empezar de nuevo...

lunes, 13 de octubre de 2008

Editorial de Financial Times, o cómo faltar al sentido común

El Financial Times es algo así como el oráculo del liberalismo económico. Instalado durante décadas en la cúspide del pensamiento y doctrina neoliberales, este diario asiste cada día, atónito, al derrumbe de ese ideario según el cual el mercado se autorregula (así, sin pilas ni necesidad de enchufe). Este derrumbe ha provocado en ese periódico tanta desorientación como júbilo sintió con la caída del muro de Berlín.

Atent@s al pobre relato/radiografía que Financial Times hace de esta crisis. Trato de resumir y paralelamente traducir sin perder el caldito: "Cuando un paciente se está muriendo de ataque al corazón ya no es útil discutir si se debe a una mala dieta, falta de ejercicio o un corazón débil" (voy traduciendo: "no tenemos que buscar culpables de este robo inmenso"), "Se trata de conseguir que el corazón vuelva a latir" (sigo traduciendo: "se trata de conseguir que los ladrones se recuperen cuanto antes"). "El corazón del sistema financiero mundial ha dejado de latir" ("Los ladrones que roban a todo el mundo han robado tanto que ya no pueden seguir robando más") "Hay que lograr que comience a latir de nuevo" ("hay que lograr que comiencen a robar de nuevo") "El reto para el médico es así de simple y así de enorme" ("el reto para B*sh/Sar*zy/Br*n etc... es así de simple y así de enorme").

El patetismo de estos diarios se hace más evidente en momentos en los que los ciudadanos acabamos de descubrir que nos han birlado la cartera y que somos nosotros, los ciudadanos (los de la revolución francesa y sucesores) los que nos hemos dotado de los únicos instrumentos capaces de acudir en ayuda del sistema.

Pero debemos poner las condiciones, cosa que nuestros instrumentos (los gobiernos)se obstinan en no hacer. Un poquito de humillación no está mal para bajarle los humos a estos gurús de la nueva era, que hace poco se creían superiores al resto. Por eso ahora escribo esta carta abierta a esos seres de otro planeta, para ayudarles a bajar a este:

President@s, Consejer@s Delegad@s, Director@s financier@s, Director/@, subdirector@s, redactor@s jef@s, periodistas avezad@s y becari@s meritori@s de Financial Times: Ustedes han apostado por algo que ha muerto, que ha sido mentira, que no vale (por no decir que ha engañado): Si quieren seguir vendiendo periódicos, tengan la decencia de reconocer que se han dedicado a vender humo y que el sueldo que han "ganado" durante todos estos años forma parte, también, de ese sistema que ha robado o estafado a los ciudadanos del mundo.

Pero mucho más importante que todo esto, vuelvan a la escuela. Alguien tiene que enseñarles muchas cosas que han dejado de aprender porque ustedes ya creían saberlo todo. En un sistema humano verdaderamente superior, ustedes no obtendrían, con sus conocimientos y capacidades actuales, una nota apta para ser admitidos, y esto nos va a retrasar mucho.

Ni los más retrógados médicos hoy compartirían con ustedes un método de recuperación que ignora las causas de la enfermedad. Por supuesto que los mejores médicos del mundo hace tiempo que curan por el procedimiento de evitar que las personas enfermen, pero ahora ustedes deben aprender despacio, no deben adquirir demasiados conocimientos de una vez.

Para empezar a ganarse un hueco en la "creme" de la nueva civilización superior, les recomiendo empezar por algo fácil: por ejemplo, no hablen de un sistema enfermo, sino de un sistema corrupto, y entonces verán cómo incluso al más nuevo de sus becarios ni se le ocurre pedir que vengan a curarlo.

Atentamente,

2 comentarios:

draak dijo...

Muy clarificadora la traducción, gracias!
Les cuesta, pero quieran o no conseguiremos que este sistema se termine de derrumbar para siempre!
A pesar de la seriedad del asunto confieso que me he hartado de reir con tus traducciones cada vez tu escritura es más ladina.

Anda que sé de uno que estará contento contigo, como para negociar ahora la hipoteca!

sólo un comentario, please incluye el link del editorial

Thanks

Dani dijo...

Hola draak, me pides link al editorial del Financial Times, pero no puedo insertarlo porque yo he recibido un extarcto traducido
de ese editorial a través de terceros (el extracto que básicamente he divulgado en mi entrada) y no el editorial entero. Si te sirve de algo puede que a través de google lo localices si te doy la fecha de su publicación, que fue con el 90% de probabilidad el 13 de octubre (si no, prueba el 12 de octubre). Disculpa que haya tardado tanto en responder,

Daniel